lunes, 15 de abril de 2013

Operation B

Desde el momento que podemos disfrutar de una salida a cualquier hora del día sin ir envueltos como una cebolla (un ejemplo de mi en mil capas aquí), conjugando una combinación que nos resulte atractiva sin que la mayor prioridad se la lleve el resguardarnos del frío, podemos decir que llegó el verano. 

Y sí, parece una exageración cuando recién estamos entrando en la primavera, pero desde que ocurre lo que les comentaba antes, nuestra cabeza hace un click, y comenzamos a emocionarnos con nuevas colecciones, flores, mini vestidos, shorts, pajaritos y un millón de colores. Da igual que aún sigamos usando medias o chaquetas. Empieza a sentirse el verano.

Pero en el momento que pensamos en ello, también, irremediablemente sabemos que tenemos que dar comienzo a un camino tortuoso, al objetivo que siempre se cuela en las listas de comienzo de año, el peso del otro lado de la balanza que equilibra todos nuestros excesos permitidos en las fiestas: La operación bikini.

Desde luego es un propósito que es difícil de empezar. No es un reto para los que hacen deportes y se cuidan diariamente, pues supongo que siguen con el mismo ritmo pero empezar... es horrible. En la Elle de mayo nos darán unos trucos para prepararnos.

El año pasado gracias a mi amiga Estefa pude disfrutar de dos meses intensivos de gimnasio, pero comenzar en junio no soluciona mucho las cosas aunque me lo pasé estupendamente.
Este año decidí empezar gradualmente y haciendo actividades que me gustan.

En primer lugar he pensado volver a la escalada. Creo que no les conté nunca, pero fue lo primero que hice al llegar a España y me encantaba. Hice amigos y era una actividad que realmente me gustaba mucho. Disfrutaba de la montaña y conocí sitios maravillosos sin tener que irme demasiado lejos. Aunque tengo casi todo lo imprescindible, estoy enganchadísima a los diseños de Desplome y quiero hacerme con alguno de sus modelos. Cristina realiza modelos personalizados.


Coger la bicicleta más seguido es la otra gran opción que pisa fuerte. Me gusta ir en bici, se disfruta también del aire libre y es muy saludable, aunque de esto sí que no tengo equipo, me he estado informando y en bikester.es tienen de todo. Da ganas de comprase hasta tener hasta el último detalle, pero por donde debo empezar obviamente es con una bici.



Natación es la siguiente actividad con la que me sentiría realizada si la hiciera con frecuencia. Porque además de ser muy completa, lograría quitarme la fobia que tengo si no hago pie en el agua, pues ya ven, saben algo más de mi! :D tengo pánico, aunque sepa nadar. Mi bañador, gafas y toalla son de Decathlon.

¿Como se preparan ustedes para la llegada del verano? ¿Prefieren ir al gym u otro tipo de actividades? ¿Les cuesta comenzar la operación bikini?

Gracias por comentar. ¡Un beso!

3

3 comentarios

  1. Ay nena yo creo que me siento más en forma en cualquier momento de año que ahora mismo.
    Fallas, pascua...arrastramos demasiadas fiestas y cuesta mil ponerse en forma! Pero en ello estamos! En plena operación!besitos, genial post :)

    ResponderEliminar
  2. Yo también tengo pánico a no hacer pie, aunque sé nadar. Yo estoy con la operación bikini desde hace dos semanas, mi actividad favorita es ir a caminar y también quiero retomar la natación.

    ResponderEliminar
  3. Muchísimaaaaaaaassss gracias preciosa!!!!
    Por supuesto que cuando quieras me avisas y quedamos para retomarla, yo tengo otra cosa avandonada(psicología), igual el próximo curso, quien sabe.
    Mil besos

    ResponderEliminar

Send me an email
Follow on Twitter
Like It
Facebook
Instagram