jueves, 11 de febrero de 2016

Our perfect bedroom

Cada cierto tiempo nos cansamos de la deco que tenemos en nuestra casa y aunque todavía no es la nuestra propia, dentro de nuestras posibilidades vamos logrando que la casa en la que estamos viviendo  tenga nuestra esencia. Y digo dentro de nuestras posibilidades porque no podemos hacer cambios radicales ni comprar muebles demasiado grandes que luego no podamos trasladarlos. Lo primero que hicimos fue comprar algunos muebles de almacenaje y decorar las paredes con espejos o cuadros. Poco a poco vamos comprando artículos que nos gustan pero sobre todo lo que más nos ilusiona es ir sumando recuerdos que traemos de nuestros viajes. El último es un sombrero vietnamita que tenemos en el salón hasta que encontremos el lugar definitivo o una placa de coche que trajo Mati de California.

Ahora toca dar un cambio de imagen a nuestra habitación. Inicialmente compramos un comodísimo colchón, una cómoda y las mesitas de noche, pero no trasmite nada especial. Como son muebles muy básicos tenemos la ventaja de poder plasmar lo que queramos sin tener que ceñirnos a ningún modelo. Así que mi entretenimiento estas semanas para desconectar de tanto estudiar es buscar entre las millones de ideas que inundan la red una inspiración para decorar nuestro dormitorio.

Para darle forma a nuestra habitación principalmente pensamos en un cabecero que sea visualmente importante pero ¿Y el papel pintado? hace unos días vi una publicación que enseñaba las propuestas de Tricia Guild donde proponía los estampados de flores y la publicación enseñaba un salón con unas paredes maravillosas que bien valdría para lo que estamos buscando. Poco más necesitaríamos para darle carácter sin tener que comprar demasiado artículos de decoración. El diseño adecuado para el cuarto no tiene porque seguir un estilo muy definido, somos muy eclécticos, el contraste vintage con detalles modernos me fascinan.

Nuestro dilema es cual de las dos opciones elegir, con que opción me aburriré menos pero que también me dé juego a la hora de incorporar otros objetos. Desde luego si el ganador sería papel creo que triunfarían las flores que le aportaría el aire romántico, pero con los cabeceros ya no lo tengo tan claro. Hace unos meses hubiera sido de madera, pero lo he visto tanto en las tiendas que no s si me he cansado un poco y he pensado en los acolchado. Le aportaría una base clásica pero a la vez imponente.

¿Cuál es vuestro favorito? ¿Me ayudáis en este gran dilema? Les dejo unas fotos de unos cuartos preciosos que tengo guardados en mi carpeta de inspiración para poder coger ideas para mi habitación ideal.

Hasta el próximo post!






Vivienda para joven independiente : Dormitorios de estilo moderno de afg interiores
©AFGinteriores/homify.es


Se el primero en firmar esta postal:

Publicar un comentario en la entrada

Send me an email
Follow on Twitter
Like It
Facebook
Instagram