viernes, 22 de abril de 2016

Vietnam y Cambodia: preparativos y datos de interés



Qué ganas tenía de comenzar a contarles cosas respecto al gran viaje que pudimos disfrutar Matías y yo a principios de este otoño. Vietnam y Camboya fueron los dos países elegidos para disfrutar de nuestras vacaciones 2015.

 Viajar es uno de los grandes placeres de esta vida, por lo menos para nosotros y siempre hemos soñado con visitar un millón de sitios diferentes. Aunque tengamos países preferidos que encabezan la lista de nuestros viajes soñados, siempre hemos dicho que en realidad cualquier lugar desconocido es perfecto. Tenemos ansia de mundo; sabemos de ante mano que cualquier ciudad nos aportará experiencias únicas, aprendizajes diversos y nos cambiará la vida un poco. Porque sí, cada viaje deja huella y tengo la teoría que no sólo nos hace feliz vivirlo, sino recordarlo. Al recrearlo volvemos a sentirnos casi tan llenos como aquella vez. Lo digo todo en plural porque tengo la inmensa suerte de pensarlo y sentirlo igual que mi chico, así que el placer es doble si cabe.  Un montón de veces, cualquier día normal, recordamos anécdotas y situaciones y nos partimos de risa o nos emocionamos de todo lo vivido. Y da igual si hablamos de nuestro primera escapadita juntos al tiempo de conocernos a Calpe o nuestro viaje a Vietnam, todo está lleno de momentos únicos y me alegra empezar a compartirlos con vosotros.



Internet fue indispensable para organizar este viaje, ya que decidimos no contratar a ninguna agencia, queríamos vivir esta experiencia lo máximo posible, lanzarnos a la aventura de vivir el día a día, decidiendo cada paso según lo que iba aconteciendo. Hoy podemos reafirmarnos en ésta forma de viajar, así queremos organizar nuestros futuros viajes. Entiendo que no todo el mundo puede adaptarse a esta forma de organización, hay gente que necesita tener todo mucho más atado para realizar un viaje de estas características e incluso gente que le gusta el extremo contrario y que no tiene nada previsto. Aventura 100%.

Nosotros preparamos una libreta de viaje donde teníamos todo el itinerario apuntado para recurrir a el si el móvil nos fallaba y contar con una referencia más clara, con lugares preseleccionados. Echando la vista atrás creo que hicimos un buen trabajo, llevamos todo muy bien preparado pero con la suficiente libertad para disfrutar del viaje y de cada etapa lo que consideráramos necesario.

Voy a ir contando con diferentes post mi experiencia en este viaje y en otros y como lo organizamos. Tips que os pueden servir y datos de interés para vuestras vacaciones.

Imprevistos:

Tengo que decir que antes de viajar miré y leí muchísima info, blogs y páginas de viaje que fueron de gran ayuda, por suerte la gente es muy generosa y cuenta su experiencia en las redes, lo cual hace que nuestro viaje tenga menos fallos, nos sintamos más seguros y lo disfrutemos al máximo.

Hay que tener claro que imprevistos siempre habrá y hay que tener la mente bastante abierta y ser capaz de reorganizarse, que sólo pocas cosas son realmente preocupantes o nos pueden arruinar el viaje, y hay que ser capaz de buscar salidas alternativas. Nosotros sólo teníamos que saber que lo importante era cumplir con los tres vuelos internos pagados, y no perder la documentación. Lo demás era modificable y que también hay cosas como el mal tiempo o cuestiones propias del país que se nos pueden escapar.



¿Cuándo viajar?

Nosotros queríamos huir de las fechas donde se concentra todo el turismo masivo, así que lo postergamos hasta finales de septiembre y debo decir que lo notamos mucho, comparado con fotos y datos que leíamos de otras experiencias, vimos mucho turismo local y muy poco occidental. Pero no siempre se puede elegir así que la clave es buscar lugares no tan concurridos y si es posible programar vuestras propias actividades.

Para elegir el mes, más allá de nuestra disponibilidad, también es importante el clima, sobre todo porque es una zona donde hay monzones. Los meses idóneos son marzo/ abril y octubre. Es temporada baja y tenemos menos posibilidades de lluvia.

Podríamos decir que en cuestión climatológica, desde finales de diciembre hasta abril es buena fecha para viajar pero a finales de enero festejan año lunar, por lo que muchos lugares y servicios están cerrados y se encaren considerablemente. En Camboya por ejemplo, el año Jemer es a finales de abril, así que hay que tener todo esto presente.

Vietnam tiene un clima tropical, y prácticamente viven en dos estados, el lluvioso y el seco. Pero también se diferencian por regiones. Mientras que en el sur parece que siempre estuviéramos en verano, en el norte se encuentran más marcadas las estaciones. Así que hay que tener en cuenta que en el norte, de noviembre a febrero hace frío.


¿Qué clima encontraremos?

El periodo de lluvias en el norte de mayo a octubre, mientras que en el sur va de mayo a noviembre. Teóricamente  en julio y agosto encontraremos más lluvias pero no os desaniméis que mucha gente viaja en esos meses y han tenido mucha suerte lloviéndoles sólo algún día que otro día.

Aunque nosotros íbamos en buenas fechas, tuvimos lluvias pero con la suerte que siempre nos pillaba en algún trayecto de viaje o ya descansando en el hotel. Nada que nos trastocara el viaje más que alguna vez paseando alguna lluvia pero nos poníamos un chubasquero y listo!


¿Qué lugares elegir?

Nuestra ruta de viaje podría decirse que era circular. Nosotros entrabábamos y salíamos por Ho Chi Minh, asi que empezamos por el sur hasta la capital, Hanoi, allí volamos a Camboya de Norte a sur y vuelta a Ho Chi Minh. 

Justamente se recomienda ese trayecto en Vietnam, empezar por el sur hasta el norte, porque los paisajes van mejorando mientras se va ascendiendo y aunque disfrutamos mucho recorriendo Saigón, el norte nos dejo unas estampas inolvidables.El itinerario dependerá del tiempo que dispongamos. 
Para una semana o diez días para nosotros los lugares imprescindibles son: Hanoi, Bahía de Halong, Sapa y Ninh Binh.
Si tenemos quince días agregaríamos Hue y Hoi An, y también las no tan conocidas cuevas de phong nha.
Nosotros viajamos un mes pero destinamos veintiún días a Vietnam, así que a lo anteriormente mencionado, agregamos Ho Chi Minh, Delta del Mekong y unos días en la isla de Phu Quoc. Si tienes un mes entero agregaría Miu Ne y Nha Trang.

En Camboya estuvimos sólo siete días pero los aprovechamos al máximo. Visitamos Siem Reap, Phnom Penh y Kampot. A esta última ciudad le hubiéramos dado más días si hubiera sido posible. Así que si disponemos de quince o veinte días, agregaríamos también Kep y Sihanoukville. Como esto pertenece a nuestra experiencia, sólo hablamos de lo que hemos vividos o nos han recomendado, así que no podemos decir mucho más sobre Camboya y otras de sus ciudades.

Espero que os sirva este primer capítulo de nuestro viaje y les ayude a preparar vuestras vacaciones. Podéis dejar datos de interés o vuestra propia experiencia en comentarios para ayudarnos entre todos.

El viernes volveré a contaros más información sobre nuestra aventura en Vietnam Y Camboya.


Se el primero en firmar esta postal:

Publicar un comentario en la entrada

Send me an email
Follow on Twitter
Like It
Facebook
Instagram