lunes, 19 de septiembre de 2016

Ho chi Minh, nuestra puerta de entrada a Vietnam

Guia de viaje a Ho Chi Min, Saigon (Vietnam)

Mi primer contacto con el Sudeste asiático fue un choque de frente, como una cachetada directa a mi cómoda percepción del mundo. Entramos por Ho chi Minh, que marcaba con gran diferencia que Oriente es otra cosa. Luego en Hanoi me daría cuenta que el impacto no hubiera sido igual si hubiese entrado por la Capital.

Ho Chi Minh es ruido, neones y motocicletas que por momentos parecen sobrepasar el número de habitantes. Nuestra llegada después de un largo viaje, fue marcada por un calor extremo desde que pusimos un pie fuera del aeropuerto. A continuación buscamos un taxi (en lo posible se recomienda los de color verde, que según los diarios de viaje son los fiables), que nos llevó al distrito 1, donde suelen alojarse los mochileros. No os creáis que nos dejó en la puerta del hostal. Esa noche aprendimos que el nombre de los callejones es igual que su calle principal, y la numeración consta de dos partes: una que corresponde a la altura de la calle principal en la que se encuentra el callejón y otra de la altura del propio callejón. Todo esta búsqueda la hicimos sin dejar de abrir los ojos como platos por cualquier peculiaridad que pasaba a nuestro alrededor. 

Nos descalzamos en la entrada del hostal (algo que repetiríamos una y otra vez a lo largo del viaje) e hicimos el check in. Largamos las mochilas impacientes para salir a callejear

Nos fuimos a la zona donde se concentran restaurantes y locales para tomar una cerveza. Siempre caminando en los laterales de la carretera, ya que las aceras están atestadas de motos y mesitas con gente bebiendo. No están hechas para transitarlas por lo que parece. Nos bebimos una cerveza, la última que nos saldría tan cara porque íbamos con los deberes aprendidos de precios y lugares, pero después de tantas horas viajando, no queríamos ni pensar ni buscar por lo menos esta primera vez. Seguimos recorriendo y dando vueltas por la zona y luego nos fuimos a descansar a medianoche.

Ya en la primera noche notamos los efectos del jet lag y a las 4 AM estábamos despiertos como nunca en nuestra vida (la noche siguiente sería aún peor) pero igualmente intentamos descansar y adaptarnos a un ambiente donde daba la impresión que el oxigeno no era suficiente para nuestro cuerpo. Este viaje llenaba tanto mis expectativas que ese periodo de adaptación fue insignificante, aunque lo cierto es que los primeros días me costaron bastante. Se me hacía difícil dormir con la pesadez del ambiente y el calor, sumado a los olores tan fuertes y nuevos.

El hostal incluía desayuno y daba la opción de elegir entre el occidental o el vietnamita que comprendía noodles, fruta y su magnífico café del cual me declaro fan. Nosotros nos decantamos por éste último.

Después de cargar energía, nos largamos a la aventura de recorrer, esta vez de día, la antigua Saigón, que es como la siguen llamando todos sus habitantes. 
Caminamos por la avenida Le lâi hasta llegar al mercado Ben Thanh que tiene de todo lo imaginable y es inmenso. Se puede comer algo allí que les resultará a muy buen precio. Continuamos nuestro recorrido hasta el monumento de la estatua de Ho chi Minh y el ayuntamiento de la ciudad. Lo siguiente fue la Torre Bitexco, rascacielos de la ciudad y segundo edificio más alto del país. Desde allí nos acercamos al inmenso río Saigón.

Guia de viaje a Ho Chi Min, Saigon (Vietnam)

Guia de viaje a Ho Chi Min, Saigon (Vietnam)

Guia de viaje a Ho Chi Min, Saigon (Vietnam)

Guia de viaje a Ho Chi Min, Saigon (Vietnam)

Como les contaba más arriba, mi adaptación costó un poco, así que a la hora de la comida no me encontraba con ganas de aventurarme en los múltiples puestos que hay por la calle, los cuales resultan muy curiosos. Hay miles de ellos a lo largo de las aceras. Desde un persona con una tabla cortando pollo o pescado y dos mesitas hasta unos puestos fijos con infinidad de platos y muchas mesas. Al final, como tampoco quería hacer una comida occidental, fuimos a un restaurante con buenas críticas en tripadvisor que entre sus platos estrellas tenían unas pizzas con flores y productos de la zona. Muy original. 
Por la tarde tuvimos que volver al hostal a recoger nuestras cosas porque viajamos hacia el Delta del Mekong. Les contaré la experiencia en el siguiente post (y la odisea del bus en el que viajamos)

Guia de viaje a Ho Chi Min, Saigon (Vietnam)

Ho Chi Minh fue, además de nuestra ciudad de entrada y salida, nuestra base en el sur del país. Tarde nos enteramos que había aeropuerto en Tam Coc, que nos hubiese permitido volar desde allí y hubiéramos ido directamente. Tampoco queríamos pillar un vuelo al poco tiempo de llegar, por si sufríamos algún tipo de retraso. Supongo que era miedo de principiante. 

Al día siguiente volvimos del Delta del Mekong y dormimos en el mismo hostal que el primer día. Estaba muy bien por el precio que ofrecía. En la misma calle del hostal contratamos la excursión para ver los túneles de Cu Chi que realizamos al día siguiente y luego nos fuimos a cenar.



Guia de viaje a Ho Chi Min, Saigon (Vietnam)

Te puede interesar:



Se el primero en firmar esta postal:

Publicar un comentario

Send me an email
Follow on Twitter
Like It
Facebook
Instagram